La mejor calidad garantizada. Envios rápidos y discretos a todo el pais
Imagen Principal Imagen Hover

Semillas Fotoperiódicas Y Autoflorecientes en 2024

Las semillas fotoperiodicas y autoflorecientes son un gran avance en la industria del cannabis, ya que eliminan por completo la necesidad de eliminar plantas masculinas y ahorran tiempo y recursos para los cultivadores. Estas semillas han sido diseñadas genéticamente para producir plantas femeninas en su totalidad, lo que significa que no hay necesidad de preocuparse por la aparición de machos no deseados en el cultivo.

Las semillas fotoperiódicas y autoflorecientes son dos tipos de semillas feminizadas que son particularmente populares en la industria. En la mayoría de las variedades de cannabis, el sexo de la planta no se puede determinar hasta la etapa vegetativa antes de la floración. Sin embargo, con las semillas feminizadas, los cultivadores pueden estar seguros de que todas sus plantas serán femeninas, lo que les permite planificar su cultivo con mayor precisión.

Otro beneficio de las semillas feminizadas es que ayudan a prevenir la polinización accidental de las flores. Si una planta masculina no deseada se introduce en un cultivo, puede polinizar las flores de las plantas femeninas, lo que reduce la calidad y el rendimiento de la cosecha. Al cultivar plantas feminizadas, los cultivadores pueden estar seguros de que sus plantas permanecerán sin polinizar y producirán cogollos de alta calidad.

En resumen, las semillas feminizadas son una excelente opción para los cultivadores de cannabis que desean maximizar su rendimiento y calidad de cosecha mientras ahorran tiempo y recursos en el proceso. Con una amplia variedad de semillas disponibles, los cultivadores pueden elegir entre semillas fotoperiódicas y autoflorecientes, y estar seguros de que sus plantas serán femeninas en su totalidad.

Semillas autoflorecientes

Las semillas fotoperiodicas y autoflorecientes son una excelente opción para aquellos que buscan una experiencia de cultivo más fácil y menos compleja. Son particularmente populares entre los principiantes porque no requieren de un conocimiento especializado para mantenerlas. A diferencia de las semillas fotoperiódicas, que requieren una cantidad específica de luz para florecer, las semillas autoflorecientes florecen automáticamente después de un período de crecimiento vegetativo de 4-5 semanas, independientemente de la cantidad de luz que reciban.

Las semillas autoflorecientes son una creación innovadora que surge de la combinación de la genética Ruderalis con híbridos índicas y sativas modernos. La genética Ruderalis es conocida por su adaptación a condiciones climáticas adversas y recursos limitados. Por lo tanto, las plantas que crecen a partir de semillas autoflorecientes son extremadamente resistentes y confiables.

En los últimos años, se han hecho mejoras significativas en la calidad de las semillas autoflorecientes. En la década de 2000, la calidad de los cultivos no alcanzaba la potencia y el aroma de sus contrapartes femeninas o informales. Sin embargo, ahora, gracias a las mejoras en la tecnología y la genética, las semillas autoflorecientes pueden competir en calidad con otras variedades de cannabis.

En general, las semillas autoflorecientes son una excelente opción para aquellos que buscan un cultivo fácil y confiable, sin sacrificar la calidad y la potencia de su cosecha. Además, la mayoría de las semillas autoflorecientes en el mercado son feminizadas, lo que significa que los cultivadores no tendrán que preocuparse por la presencia de plantas masculinas no deseadas.

Cultivo interior y exterior de semillas fotoperiódicas y autoflorecientes

La elección de semillas fotoperiódicas o autoflorecientes también puede marcar una gran diferencia en la forma en que cultivas tus plantas de cannabis, tanto en interiores como en exteriores. En el caso de las plantas feminizadas fotoperiódicas, su crecimiento y floración están regulados por el fotoperiodo del sol, lo que significa que solo se pueden cosechar una vez al año, a menos que se utilice luz artificial para suplementar la luz solar. Por lo general, se plantan en el otoño y se cosechan en la primavera o el verano.

Por otro lado, las plantas autoflorecientes no dependen del fotoperiodo para florecer, lo que significa que pueden ser cosechadas varias veces al año, ya sea en interiores o exteriores. En interiores, se puede programar el fotoperiodo de las plantas feminizadas para mantenerlas en crecimiento vegetativo indefinidamente, lo que es útil para aplicar técnicas de cultivo como SCROG.

Además, Las semillas fotoperiodicas y autoflorecientes tienen la ventaja de permitir el cultivo de plantas de diferentes edades en la misma zona de cultivo, lo que significa que no es necesario tener diferentes habitaciones con diferentes ciclos de luz para lograr un ciclo de crecimiento continuo. Esto puede ser particularmente útil en interiores, donde el espacio es limitado.

En resumen, la elección entre semillas fotoperiódicas y autoflorecientes depende en gran medida de las preferencias y las necesidades del cultivador, así como del entorno de cultivo en el que se van a plantar. Ambas opciones tienen sus propias ventajas y desventajas, por lo que es importante hacer una investigación y considerar cuidadosamente antes de tomar una decisión.

Semillas fotoperiódicas y autoflorecientes
Semillas fotoperiódicas y autoflorecientes

Cultivando Marihuana Con Semillas Fotoperiódicas Y Autoflorecientes

Cultivar marihuana con semillas fotoperiódicas y autoflorecientes puede ser una experiencia emocionante y gratificante. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunos consejos para asegurarse de obtener los mejores resultados posibles.

Para las semillas fotoperiódicas, es importante proporcionar un ciclo de luz consistente de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad para que florezcan correctamente. Además, es importante asegurarse de que las plantas tengan suficiente espacio para crecer y que se mantengan libres de plagas y enfermedades.

Para las semillas autoflorecientes, es importante proporcionar suficiente luz para un buen crecimiento vegetativo. Esto se puede lograr mediante el uso de luz artificial o mediante la exposición a la luz natural durante un mínimo de 18 horas al día. Además, es importante mantener un ambiente controlado con niveles adecuados de humedad y temperatura para prevenir problemas de salud como el moho.

Independientemente del tipo de semilla que se elija, es importante mantener un seguimiento cuidadoso del crecimiento y desarrollo de las plantas, incluyendo la alimentación y el riego adecuados. Con el cuidado y la atención adecuados, tanto las semillas fotoperiódicas como las autoflorecientes pueden producir cosechas abundantes y de alta calidad para disfrutar y compartir.

Semillas Fotoperiódicas Y Autoflorecientes De Marihuana: ¿Cuál Es La Diferencia?

Cuando se trata de cultivar Las semillas fotoperiodicas y autoflorecientes, es importante elegir la semilla adecuada para el tipo de cultivo que se desea realizar. Las semillas fotoperiódicas y autoflorecientes son dos opciones populares que ofrecen diferentes ventajas y desventajas.

Las semillas fotoperiódicas, también conocidas como semillas de cannabis regulares, se desarrollan en función de la cantidad de luz que reciben. Por lo general, necesitan un mínimo de 12 horas de luz al día para florecer y están limitadas a una cosecha por año. Son ideales para los cultivadores que tienen un espacio limitado y que quieren controlar el ciclo de vida de la planta. Además, las semillas fotoperiódicas suelen tener un mayor contenido de THC y CBD que las autoflorecientes.

Por otro lado, las semillas autoflorecientes son más fáciles de cultivar y adecuadas para los principiantes. Estas plantas no dependen del fotoperiodo para florecer, lo que significa que pueden cosecharse varias veces al año. Además, tienen un menor tiempo de crecimiento vegetativo, lo que reduce el tiempo total de cultivo. Sin embargo, las plantas autoflorecientes suelen tener un contenido de THC y CBD más bajo y pueden ser más susceptibles a problemas de salud como el moho y las plagas.

En resumen, elegir entre semillas fotoperiódicas y autoflorecientes dependerá del tipo de cultivo que se desee realizar. Las semillas fotoperiódicas son ideales para los cultivadores experimentados que desean un mayor control sobre el ciclo de vida de la planta, mientras que las semillas autoflorecientes son más adecuadas para los principiantes que buscan una opción más fácil y conveniente.

Ventajas y desventajas de las semillas autoflorecientes

Las características de estas semillas ya son ventajas importantes, pero encontramos otras ventajas si las comparamos con las semillas de cannabis feminizadas.

Son más resistentes en climas fríos. Las semillas autoflorecientes crecen mejor en climas de baja temperatura que las semillas fotoperiódicas.

Son más rápidos. Estas plantas tienen un ciclo de vida completo de 60 a 90 días. Su cultivo es muy simple.

Las semillas autoflorecientes son ideales para empezar a cultivar cannabis. Ya que no necesitas estar pendiente de los cambios de luz. Sin embargo, es importante vigilarlas y prestar atención a los primeros signos de floración.

Dado que sus ciclos son muy cortos, las plantas deben estar en buenas condiciones para alcanzar un buen tamaño. Son más discretos. Estas plantas suelen ser más pequeñas que otras que duran más. Por ello, son ideales para pequeños espacios visibles, como balcones, terrazas u otras zonas luminosas de la casa.

Aunque este tipo de semilla de marihuana tiene muchas ventajas, no todas son buenas y no a todos les gusta lo mismo. Aquí hay algunas desventajas de este cultivo autoalimentado. Los rendimientos tienden a ser más bajos que las semillas fotoperiodicas tradicionales.

Por lo general, estas cepas tienen un contenido de THC más bajo que las cepas fotoperiodicas.

Las autoflorecientes no se pueden propagar mediante esquejes.

Estas plantas necesitan más horas de luz para funcionar correctamente, lo que aumentará la factura de la luz en el hogar.

Estas no son plantas adecuadas para aplicar la técnica de alto estrés. 

Ventajas y desventajas de las semillas fotoperiódicas

No preguntan por el género:

No hay necesidad de preocuparse por ver las plantas en la etapa de prefloración para ver si son machos o hembras, ahorrando tiempo, esfuerzo y espacio. También elimina la posibilidad de polinización cruzada que puede ocurrir con las semillas convencionales.

Tamaño y forma más maleables:

Como tienes un periodo vegetativo asociado al fotoperiodo, cuanto más tiempo inviertas en este periodo, más grandes crecerán tus plantas. Además, su forma se puede ajustar al gusto mediante técnicas de poda.

Más producción y calidad:

Por lo general, una semilla fotoperiodica te dará un mayor número de flores que una autofloreciente, al menos por planta. Los cogollos también tienden a tener niveles más altos de sabor y perfil de terpenos.

Capacidad para realizar esquejes:

Las variedades autoflorecientes solo pueden crecer a partir de semillas, mientras que las plantas fotoperiodicas también pueden crecer a partir de esquejes. Es una diferencia las semillas fotoperiódicas y autoflorecientes que se aprenden con la experiencia.

Capacidad para ser planta madre:

Ya que con las variedades fotoperiodicas puedes prolongar el periodo vegetativo, esto te permitirá elegir fenotipos específicos, por sus características (velocidad, potencia, resistencia, aroma), destacar y destacar.

Mucha experiencia:

Las variedades de ciclo de vida más largo requieren más experiencia y conocimientos previos para poder sembrar en el momento adecuado y evitar problemas con cosechas posteriores.

No producen semillas de forma natural:

Al no permitir el crecimiento de plantas macho, las semillas hembra no son la elección correcta si tu objetivo es producir semillas o desarrollar nuevos híbridos. Falta de estabilidad:

Puedes obtener semillas de feminización de mala calidad que pueden producir plantas de cannabis hermafroditas. Así que elige siempre bancos de semillas de buena reputación, que utilizan métodos más sofisticados para producir semillas fotoperiódicas y autoflorecientes feminizadas estables. 

¿Cómo conservar tus semillas de marihuana a largo plazo?

Para empezar, es importante entender que Las semillas fotoperiodicas y autoflorecientes son organismos vivos que pueden perder su capacidad de germinación con el tiempo si no se almacenan adecuadamente. La exposición a la humedad, la luz y el calor pueden reducir la viabilidad de las semillas, lo que significa que pueden no germinar incluso si se plantan correctamente.

Por lo tanto, si deseas conservar tus semillas fotoperiodicas y autoflorecientes a largo plazo, debes almacenarlas en un lugar fresco, oscuro y seco. La humedad es el mayor enemigo de las semillas, ya que puede hacer que se pudran o que crezcan hongos. Por lo tanto, es importante almacenar tus semillas en un lugar seco y fresco, como una heladera o un congelador.

También es importante asegurarse de que las semillas estén completamente secas antes de almacenarlas. Si las semillas no están completamente secas, la humedad en su interior puede expandirse durante el almacenamiento, lo que puede causar que se rompan o se pudran.

Además, es importante etiquetar las semillas correctamente para que puedas identificarlas fácilmente más adelante. Asegúrate de escribir el nombre de la variedad de semillas y la fecha de almacenamiento en una etiqueta clara y legible.

Del Plata Seeds es una empresa líder en la industria de semillas de cannabis con una amplia variedad de semillas fotoperiódicas y autoflorecientes de alta calidad y genética premium. Sus expertos también brindan información y consejos útiles para cultivadores de todos los niveles.

Lybra CBD Argentina